¿Qué hacer si a mi hijo se le ha roto un diente?

Uno de los motivos más habituales por los que se contacta con un odontopediatra es “mi hijo se ha roto un diente en el colegio”. Y no solo tiene por qué ser en el colegio, los niños no paran de correr, saltar y trepar y es muy frecuente que haya algún accidente en el que algún diente se vea afectado. Por ejemplo, la rotura de paletas en niños es una de las fracturas más habituales debido a que, si caen de boca al suelo, suelen ser la zona más expuesta.

¿Qué pasa cuando un niño se parte un diente? Lo primero que debe hacer el adulto que esté al cargo es mantener la calma, es normal que la primera vez cueste reaccionar, pero hay que transmitir tranquilidad al pequeño. El dolor le hará llorar y seguramente se producirá sangrado, así que es importante actuar con rapidez, pero también serenidad.

diente caido odontopediatra zaragoza

Qué hago si a un niño se le rompe un diente

Cuando se produce una fractura en el diente de un niño puede afectar a dos tipos de dientes, a los de leche o a los definitivos. Independientemente del tipo de diente, la rotura puede corresponder a una fractura parcial o una rotura total. La forma de actuar dependerá de cada situación teniendo en cuenta estos aspectos. En cualquier caso, lo ideal es que se pueda visitar a un odontopediatra antes de que pase una hora de haber recibido el impacto, especialmente si ha habido un desprendimiento total del diente.

Se ha roto un trozo de diente a mi hijo

  1. Lo primero que hay que hacer es buscar el trozo partido para recogerlo y guardarlo.
  2. Hay que comprobar el estado de dicho diente caído y limpiarlo.
  3. Es necesario que el niño se pueda enjuagar la boca para limpiarla por dentro.
  4. Al haberse dado un golpe, tendrá la zona inflamada, así que es recomendable bajarlo con una gasa fría.
diente roto odontopediatra zaragoza

Rotura total del diente, ¿qué hacer?

  1. Cuando el diente se cae entero, junto con la raíz, hay que intentar recuperarlo y guardarlo, pero en este caso, no hay que tocar la raíz ni limpiarla en exceso. En la raíz se encuentran las fibras del ligamento periodontal y es mejor no dañarlas.
  2. Hay que limpiar la pieza y conservarla hasta llevarla al odontopediatra. Para ello se recomienda sumergirla en leche fría.
  3. Para que baje la inflamación del golpe, hay que poner una gasa fría en la zona afectada.
  4. La cavidad en la que estaba el diente caído sangrará, hay que taponarlo con una gasa o incluso insertando el diente en el hueco que ha quedado vacío y manteniéndolo hasta que sea intervenido por el odontopediatra.

¿Qué pasa si se rompe un diente permanente?

Si la pieza caída es un diente definitivo y se ha recuperado por completo éste tras la caída, puede que pueda ser reimplantado. Si se lleva a cabo, hay que observar el diente en las semanas siguientes, ya que en ocasiones cambia de color y es necesario hacer una endodoncia. Si no se puede reimplantar, hay que tener en cuenta que los implantes no se pueden realizar hasta que los niños cumplen 18 años, por lo que otra opción es la colocación de un diente provisional.

diente roto zaragoza

Cuando se rompe solo un trozo de un diente definitivo, el odontopediatra puede unirlo al resto de la pieza. Es la opción más sencilla y que estéticamente puede ser mejor para el niño. Pero hay casos en los que no se puede unir, por lo que es necesario reconstruir esa parte fracturada con un material especial que simulará el diente roto.

¿Qué pasa si se rompen los dientes de leche?

Algunos pacientes piensan que no pasa nada si se rompe un diente de leche, puesto que serán sustituidas con el paso del tiempo por los definitivos. Sin embargo, si el golpe se produce en un diente de leche hay que observar cómo ha podido afectar el impacto en el pequeño. Normalmente la solución está en poner un diente provisional mediante un aparato que el niño podrá poner y quitar hasta que salga la pieza definitiva.

diente fracturado zaragoza

Especialistas en diente roto en Zaragoza

Cuando un niño se rompe un diente, ya sea una fractura parcial como si se le desprende totalmente, hay que intervenir de inmediato. Aunque el motivo principal pueda parecer simplemente estético, la falta de un diente afecta directamente al hueso. Los dientes se mueven y las piezas tenderían a juntarse.

Este tipo de accidentes suelen ocurrir con más frecuencia en niños de entre 2 y 12 años, por lo que la solución está en acudir directamente a un odontopediatra. Incluso si ha habido un golpe muy fuerte, pero no se ha fracturado el diente, debe ser revisado por un doctor y ser controlado en las semanas siguientes de que no haya cambio de color, si no hay sensibilidad en esa zona, si sale un flemón, etc.

Si estás buscando un odontopediatra en Zaragoza, la doctora Rosario Asensio es la opción más recomendada para tus hijos. Con más de 25 años de dedicación exclusiva a los niños, en nuestra clínica dental infantil los más pequeños se sentirán seguros y podremos tratar cualquier tipo de accidente y problema bucodental de tus hijos.