Hipomineralización molar-inicisiva en niños e hipoplasia

Uno de los tratamientos que realizan los odontopediatras es la de la hipomineralización molar incisiva. Una alteración del esmalte que a veces se confunde con otro problema: la hipoplasia. ¿Sabes la diferencia entre ambas? ¿Tu hijo tiene manchas en las muelas? ¿El niño tiene una sensibilidad extrema al frío?

Si observas cualquiera de estos problemas debes pedir cita en la consulta de odontopediatría para que el profesional pueda confirmar el diagnóstico y recibir las pautas de tratamiento y cuidados más adecuados a cada paciente.

hipoplasia hipomineralizacion

¿Qué es la hipomineralización?

La hipomineralización es un defecto en la calidad del esmalte dental generalmente en los primeros molares permanentes del niño y, a veces, también en los incisivos. Además de que da un aspecto antiestético, los dientes que presentan estas manchas tienen más probabilidades de que puedan presentar caries en un futuro o incluso a llegar a romperse. El grosor del esmalte es normal, pero la calidad se ve alterada haciendo que se vean zonas blancas, otras de color crema, otras amarillas o marrones.

¿Qué causa la hipomineralización?

El origen de la hipomineralización se desconoce, aunque se cree que los factores que influyen comienzan incluso cuando el bebé se encuentra en el vientre materno y que continúan en los siguientes años de vida. También se habla de influencias ambientales, pero no se ha conseguido demostrar todavía las causas reales.

¿Qué es la hipoplasia dental en niños?

Otro término que a veces se confunde con la hipomineralización es la de hipoplasia dental. En este caso, se trata de una alteración de la cantidad del esmalte que forma el diente, así como la cantidad de minerales que lo forman. El resultado es un diente con variaciones de color, ya que el esmalte está ausente en algunas zonas. Cuando se trata de niños y de adolescentes, la hipoplasia suele producirse en el desarrollo del diente, es decir, en la formación del esmalte.

hipomineralizacion niños

¿Cómo saber si mi hijo tiene hipoplasia?

Para detectar hipoplasia en tu hijo, hay varios factores que pueden observarse. El más evidente es la diferencia de color en el esmalte, como hemos comentado. Pero cuando ocurre en dientes que quedan menos expuestos, como las muelas, puede ser difícil de detectar. Sensibilidad a los ácidos de algunos alimentos, extrema sensibilidad al frío y al calor, aumento de caries o incluso grietas y hendiduras son algunos de los signos más frecuentes.

Diferencia entre hipomineralización e hipoplasia

Aunque ambas alteraciones afectan al esmalte del diente, la hipomineralización es un problema de calidad en el esmalte y la hipoplasia de cantidad de éste. Es decir, la hipoplasia hace que el desarrollo del diente tenga una deficiencia en el grosor del esmalte y puede afectar a cualquier diente haciendo que esté más debilitado.

En contra, la hipomineralización suele afectar a los molares -aunque a veces también a los incisivos- y la alteración se produce cuando las células que forman el esmalte dejan de recibir (por factores que aun se desconocen) las sustancias necesarias para producir un esmalte de calidad.

hipoplasia niños

¿Cómo tratar la hipomineralización e hipoplasia en niños?

Si ves alteraciones en el esmalte de los dientes de tu hijo o detectas algunos de los síntomas que hemos comentado anteriormente, pide cita con el odontopediatra. Si el niño hace las revisiones periódicas recomendadas, el dentista podrá detectar con antelación este tipo de alteraciones en el esmalte y hacer las recomendaciones adecuadas para prevenirlo.

El aumento del consumo de leche, la ingesta de verduras de hoja verde o tomar vitaminas A y D cuando los molares hacer erupción, pueden ayudar a mitigar estos problemas. La higiene oral y controlar el consumo de alimentos y bebidas azucaradas son otras formas de que los padres ayuden al niño a controlar su alteración del esmalte.

Desde la consulta de odontopediatría se pone remedio según el estado de cada paciente. En algunos casos puede ser suficiente con en el uso de selladores de fisuras cuando aparecen las primeras muelas. Otra forma de tratar esta alteración es mediante barnices de flúor o, en casos más avanzados, restaurar el esmalte para frenar que el problema avance.

Desde la clínica de odontopediatría Rosario Asensio en Zaragoza, te ayudamos a que tu hijo pueda tener una boca sana y controlada por un profesional. Nuestro objetivo es que el niño se sienta a gusto en sus visitas con la doctora y garantizar unos dientes cuidados y fuertes.